Lasciate ogne speranza voi ch'intrate

Lasciate ogne speranza voi ch'intrate

 photo vatiel_zpsoazeyowb.gif

“Han venido a presenciar el Principio.
El renacimiento del Paraíso, destruido por el género humano.
Recuérdame, y tu autentico yo también. Y en lo que debes convertirte.
En la que nos conducirá al paraíso con las manos manchadas de sangre...”

jueves, 17 de enero de 2013

Bajo la piel.

Nuevo encabezado para Sol de Medianoche 2013
Autor: Ray Adam
Model: Kel Báthory

Su parte interior que albergaba la luz, intentaba aferrarse con todas sus fuerzas a esa fina y dulce línea de donde nacía la oscuridad. La estiraba sin piedad para desequilibrar esa balanza que tan igualada lucía y tan fácil de quebrar por el lado oponente sería.

Pero la oscuridad de su interior era más intensa y con menos fuerza la balanza torcida le favorecía. Intimidaba a la luz con semejante maestría, pero con un gran afán de interés que poseía.

Su piel ante el espejo lucía, los espasmos de un tiempo perdido.
La palidez de antaño permanecía, junto a los letargos que del tiempo emergían.

Finas líneas empezaban a quebrar su rostro y se extendía por todo su cuerpo.
El tiempo la había traicionado, tal como maldijo aquella vieja bruja de antaño.

Su piel quebrada, rompía su alma.
Sus lágrimas usadas ya no servían de nada.

Pues el arrepentimiento ya no era una opción, la culpa no tiene perdón.
Al daño hecho no hay lamento que valga.

Por ello empezó a sumergir su cuerpo en la penumbra, a dejarse llevar por su pasión. A entregarse a aquella obsesión. Cuya sangre fluía por sus venas, cuya sangre ahora emanaba junto a ella.

Frotó su cuerpo con aquel flujo vital, que se secaba como una mascarilla sobre su piel.

Acto seguido se puso bajo la ducha y observó como el agua se mezclaba con la sangre y como esta resbalaba por su piel, con suaves líneas serpenteantes que nadaban hacía el desagüe.

Se despojó del antifaz de la cordura y observó bajo el influjo de la mentira creyente, como las líneas desaparecían, dejando desnuda su demencia, creyendo ver lo que aquellos influían. Contemplando lo que su mente quería, en un afán desesperado por ver cumplido un deseo, una quimera, un absurdo ideal, creado por una mente perversa.

 Autora: Kel Báthory

4 comentarios :

  1. Esto de llevar tiempo sin leer pasa factura, me cuesta más interpretar, y eso que no es difícil.
    Me gusta, me gusta. Y la foto de la bañera es genial, eres túúúú.
    La escena de la ducha me ha recordado a cuando se tiene la menstruación, hahahaha.
    No me mates.

    ResponderEliminar
  2. Acabas de romper todo el encanto del texto ¬¬
    jajaja es broma!!! :P me encanta tu humor tan Rak xD ya me entiendes...
    A ver si te dejas caer más por aquí y dejas tu peculiar huella.

    PD:Tentada he estado...

    ResponderEliminar
  3. Seguro que un tipo que se dedicara a torturar perros, gatos, caballos, o cualquier otro animal no te inspiraría tanto, a que no... Pero bueno, Ertzebeth Bathory asesinaba y torturaba niñas de entre 11 y 16 años, mucho más romántico, a que sí.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Algunas no llegaban a los 11 años...
      Gracias por comentar :D

      Eliminar